Características de un auditor forense

  •     Atención a los detalles.
  •     Conocimientos técnicos.
  •     Integridad.
  •     Paciencia.
  •     Habilidades para resolver problemas.

La auditoría forense se usa para descubrir delitos financieros como el lavado de dinero, la malversación de fondos, por esta razón los auditores deberán tener algunas de estas características para presentar un mejor desempeño:

1. Atención a los detalles

Los auditores forenses deben prestar mucha atención a los detalles. Deben ser capaces de analizar cantidades significativas de datos financieros y notar patrones sutiles u otras anormalidades en esos datos. No pueden darse el lujo de pasar por alto los detalles porque cualquier pequeño detalle puede determinar el resultado de un caso. Cualquier ocupación que requiera trabajar con números requiere una gran atención a los detalles, pero ésta hace más que la mayoría.

2. Conocimientos técnicos

No hace falta decir que los auditores forenses necesitan tener un vasto conocimiento de la tecnología y los productos de software. Esto incluye la mayoría de los programas de contabilidad comúnmente utilizados por las empresas, así como la tecnología y las herramientas de software que los auditores forenses utilizan para descubrir el fraude. Gran parte de su trabajo se gasta en computadoras y otros dispositivos para detectar y analizar datos financieros fraudulentos. A medida que la tecnología se hace más avanzada, los contadores forenses tendrán que mantenerse al día para mantenerse tan informados como los individuos que cometen fraudes financieros que tratan de descubrir.

3. Integridad

Los contadores forenses a menudo deben pasar una verificación de antecedentes y ser elegibles para ciertos niveles de autorización de seguridad. Tienen que ser honestos y confiables debido a la naturaleza sensible de su trabajo. Algunos auditores forenses trabajan como consultores privados y la honestidad e integridad constante y consistente es una de las mejores maneras de ganar clientes.

4. Paciencia

Los delitos financieros no siempre son evidentes, lo que hace que una de las mayores características de un auditor forense es que sea muy paciente. Los rastros de fraude suelen estar muy bien ocultos y las investigaciones contables forenses pueden avanzar con una lentitud increíble. Esto requiere paciencia para evitar frustrarse y tratar de llevar adelante la investigación. La paciencia para mirar todo y escoger cada detalle hace a un contador forense más fuerte porque es probable que construyan un caso más fuerte cuando lo hagan.

5. Habilidades para resolver problemas

Debido a que investigan crímenes potenciales, los contadores forenses deben tener habilidades impecables para resolver problemas a fin de determinar cómo se cometió un crimen. A menudo están involucrados en un caso después de que el fraude ya ha ocurrido y, por lo tanto, deben descifrar todos los diferentes aspectos del delito. Sin embargo, a veces los auditores forenses ayudan a las compañías y otras organizaciones a protegerse contra el fraude financiero, en cuyo caso necesitan entender y utilizar las mejores técnicas para prevenir que el fraude ocurra en primer lugar.