¿Qué es la contabilidad fiscal y cómo funciona?

Aquellos que manejan las finanzas de una compañía saben que hay varios impuestos que deben ser pagados a tiempo para mantener el negocio funcionando sin problemas. El seguimiento de todas las operaciones financieras de la empresa puede no ser una tarea fácil, por lo que resulta casi indispensable es contar con un servicio de contabilidad fiscal.

¿Cuál es la función de la contabilidad fiscal?

También llamada contabilidad de impuestos o tributaria. El servicio de contabilidad fiscal es responsable de determinar, calcular y liquidar los impuestos de una empresa. Para ello, se adoptan procedimientos específicos, con el objetivo de registrar todos los hechos generadores que constituyen la incidencia de las obligaciones tributarias.

¿Por qué es importante la contabilidad fiscal para la empresa?

Para que cualquier tipo de empresa pueda operar de forma regular, es necesario el pago de todos los impuestos que recaen sobre ella. Para estar al día con todos estos impuestos, es necesario tener un conocimiento preciso de los mismos.

Además de evitar el riesgo de operar de forma irregular, un buen servicio de contabilidad fiscal es importante para evaluar correctamente la carga fiscal de la empresa. Por lo tanto, puede afectar directamente a la rentabilidad y viabilidad del negocio.

Una de las razones más recurrentes para cerrar una empresa ha sido la existencia de irregularidades fiscales. La correcta gestión de los impuestos es un factor decisivo para asegurar una larga vida a la empresa.

¿Cuál es la importancia del contador en la contabilidad tributaria?

Como ya hemos dicho, mantener el control sobre las responsabilidades fiscales de una empresa es una tarea que requiere conocimientos específicos. Por lo tanto, el contador es el profesional capacitado para ayudar en esta tarea.

Junto con el administrador de la empresa, el profesional contable planifica, gestiona y supervisa las cuentas de la empresa. Además, el contador también actúa como asesor de las acciones del administrador, evitando la evasión fiscal, la adulteración de activos y cualquier otro tipo de fraude. Así, este profesional asiste tanto en la auditoría fiscal como en la gestión de la empresa.

¿Cómo funciona la contabilidad fiscal en la práctica?

La contabilidad fiscal abarca todas las técnicas relacionadas con la recaudación de impuestos. Los profesionales que trabajan en el área necesitan tener conocimiento de la Legislación Tributaria Federal, la Legislación Tributaria Estatal, la Legislación Contable y las demás normas legales relacionadas con el tema.

En la práctica, los contadores tributarios actuarán a través de la preparación de cálculos, gestión y recaudación de todos los impuestos a los que la organización está obligada. Además de responder por el cálculo correcto de los montos, son los contadores los que orientan sobre los deberes y derechos de la empresa en relación a la recaudación de estos impuestos.

Por lo tanto, la práctica de la contabilidad fiscal incluye todo el asesoramiento relacionado con el pago de impuestos dentro de una organización, incluidas las sucursales, si existen. El trabajo va desde el cálculo de los impuestos hasta la correcta recaudación y presentación de informes a la Administración Tributaria y a los responsables de las empresas.

Además, es a través de esta área de conocimiento que la empresa puede reducir gastos con impuestos recaudados innecesariamente e incluso estudiar la posibilidad de solicitar cambios en el régimen tributario, con el objetivo de reducir las obligaciones tributarias.

Deja un comentario