¿Qué es una auditoría ambiental?

La auditoría medioambiental es esencialmente una herramienta de gestión medioambiental para medir los efectos de determinadas actividades sobre el medio ambiente con arreglo a criterios o normas establecidos. Dependiendo de los tipos de normas y del enfoque de la auditoría, existen diferentes tipos de auditoría medioambiental. Las organizaciones de todo tipo reconocen ahora la importancia de las cuestiones medioambientales y aceptan que su comportamiento medioambiental será examinado por una amplia gama de partes interesadas. La auditoría ambiental se utiliza para:

  • estudiar
  • imaginar
  • identificarse

A su vez estos aspectos se utilizan para ayudar a mejorar las actividades humanas existentes, con el objetivo de reducir los efectos adversos de estas actividades sobre el medio ambiente. Un auditor medioambiental estudiará los efectos medioambientales de una organización de manera sistemática y documentada y elaborará un informe de auditoría medioambiental. Existen muchas razones para realizar una auditoría medioambiental, entre las que se incluyen cuestiones como la legislación medioambiental y la presión de los clientes.

Definiciones

El término “auditoría” tiene su origen en el sector financiero. La auditoría, en general, es un examen metódico -que incluye análisis, pruebas y confirmaciones- de procedimientos y prácticas cuyo objetivo es verificar si cumplen con los requisitos legales, las políticas internas y las prácticas aceptadas.

Una herramienta de gestión que comprende una evaluación sistemática, documentada, periódica y objetiva de la eficacia de la organización, la gestión y los equipos medioambientales, con el fin de ayudar a proteger el medio ambiente facilitando el control de la gestión de las prácticas y evaluando el cumplimiento de las políticas de la empresa, lo que incluiría los requisitos reglamentarios y las normas aplicables.

Hay otras definiciones disponibles, aunque la definición anterior se sigue considerando como la norma del sector. Los conceptos clave, que aparecen en todas las definiciones, son los siguientes:

  • Verificación: las auditorías evalúan el cumplimiento de la normativa u otros criterios establecidos.
  • Sistemática: las auditorías se realizan de forma planificada y metódica.
  • Periódicas: las auditorías se realizan según un calendario establecido.
  • Objetivo: la información obtenida de la auditoría se presenta sin opiniones.
  • Documentado: se toman notas durante la auditoría y se registran los resultados.
  • Herramienta de gestión: las auditorías pueden integrarse en el sistema de gestión (como un sistema de gestión de calidad o un sistema de gestión medioambiental).

Otros aspectos a considerar

La auditoría ambiental no debe confundirse con la evaluación del impacto ambiental (EIA). Tanto la auditoría ambiental como la EIA son herramientas de gestión ambiental, y ambas comparten cierta terminología, por ejemplo, `impacto’, `efecto’ y `significativo’, pero existen algunas diferencias importantes entre las dos.

La evaluación del impacto ambiental es una herramienta de anticipación, es decir, tiene lugar antes de que se lleve a cabo una acción. Por lo tanto, la EIA intenta predecir el impacto ambiental de una acción futura y proporcionar esta información a quienes toman la decisión de autorizar el proyecto. La EIA es también una herramienta legalmente obligatoria para muchos proyectos en la mayoría de los países.

La auditoría medioambiental se lleva a cabo cuando ya existe un desarrollo y se utiliza para comprobar las prácticas existentes, evaluando los efectos medioambientales de las actividades actuales. Por lo tanto, la auditoría ambiental proporciona una “instantánea” de lo que está sucediendo en ese momento en una organización.

La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha elaborado una serie de normas en el ámbito de la auditoría ambiental. Estas normas están destinadas básicamente a orientar a las organizaciones y a los auditores sobre los principios generales comunes para la ejecución de las auditorías medioambientales.

La auditoría ambiental significa cosas diferentes para personas diferentes. La auditoría ambiental se utiliza a menudo como un término genérico que cubre una variedad de prácticas de gestión utilizadas para evaluar el desempeño ambiental de una empresa. Estrictamente, se refiere a la verificación de sistemas y procedimientos contra normas o reglamentos, pero a menudo se utiliza para cubrir la recopilación y evaluación de cualquier dato de relevancia ambiental, lo que en realidad debería denominarse una revisión ambiental.

Deja un comentario